“¡Santificaos!, porque Jehová hará mañana maravillas entre vosotros.”
– Josué 3:5 

Tal vez nos estemos dando cuenta de lo poco que tenemos del temor de Dios operando en nuestra vida.
Gloria a Dios, su misericordia siempre está a disposición del corazón verdaderamente arrepentido.
Me alegro saber de que El es El Dios de los planes nuevos de mañana, a pasar de los errores de hoy.

En Miqueas 7:18 nos dice:
“¿Qué Dios como tú, que perdona la maldad, y olvida el pecado del remanente de su heredad?
No retuvo para siempre su enojo, porque se deleita en misericordia. El volverá a tener misericordia de nosotros; sepultara nuestras iniquidades, y echara en lo profundo del mar todos nuestros pecados.”

Cuando Dios requiere que realmente nos humillemos ante El y ante el hombre, y cuando comenzamos a caminar el camino de la santidad de que nos habla Isaías 35:8, nuestras áreas de mayores debilidades pueden llegar a ser áreas de gran fortaleza. ¡Qué grandioso es eso!. No hay necesidad de que nos desesperemos pensando que no vamos a poder tener una amistad intima con Dios.

Vamos a llegar a tenerla simplemente siendo obedientes a la próxima cosa que Dios nos diga que hagamos. Es muy simple. El nos ha prometido comunicar claramente todo aquello que necesitamos saber para obedecerlo, siempre que lo queramos hacer.

En el Salmo 32:8 nos dice claramente:
“Te haré entender, y te enseñaré el camino en que debes andar; sobre ti fijaré mis ojos.”

También me anima el saber que Dios siempre recompensa a los que le buscan de verdad diligentemente.
En Hebreos 11: 6 nos recuerda:
“Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.”

Con la sencillez de un niño, podemos venir a nuestro amante Padre Celestial y confiar en que nos guiara en cada paso en el camino de obediencia que lleva a la amistad intima con El. El anhela tomar nuestra mano y guiarnos.

Como el niño que está aprendiendo a caminar, si caemos, Dios estará ahí para levantarnos y ayudarnos a dar el próximo paso y el próximo, hasta que la obediencia y escuchar su voz llegue a ser una forma de vida.


Dios le guarde en Su amor y le llene de bendiciones.
H. Ricardo Proaño G.
@HRICPG

#ParloxNetwork
Parlox Network – Facebook
H. Ricardo Proaño G. – Twitter
Parlox – Twitter
HRICPG Blog
Parlox Blog
‘David con Cristo’ Blog

“Su solución unificada de servicios personales y corporativos.” – Ricardo Proaño