Ni tampoco presentéis vuestros miembros al pecado como instrumentos de iniquidad, sino presentaos vosotros mismos a Dios como vivos de entre los muertos, y vuestros miembros a Dios como instrumentos de justicia.
– Romanos 6:13 RVR60

Para mucha personas le es muy difícil decir NO.
Decir no es algo que podemos hacer todos los que pertenecemos a Cristo. No hay nada mágico en eso, usted simplemente coloca a Cristo en el timón de su vida, y dice ¡no!

Así es precisamente el Señor. El le dará a usted el poder para resistir o correr y decir no, cuando venga el tentador.

Yo veo esto como algo activo. Dios no nos da solo mandamientos negativos. ¡No! El dice “Presentad vuestros miembros a Dios como instrumentos de justicia”. Dicho esto en otros términos equivalentes: no trate de coexistir pacíficamente con la tentación.

¡Levántese contra ella, enfréntela!
Nosotros jugamos con ciertas cosas que nos debilitan.

Permítame ser mas especifico. Si cierta clase de música le causa debilidad, al oírla, usted mismo se expone a caer en las manos de Satanás. Si se debilita con cierta películas que presentan ante sus ojos cosas que despiertan en usted deseos que no puede controlar, entonces no está contraatacando el pecado y la tentación. La esta acariciando, la tolera, esta abonando el terreno, la incita.
Si echar una mirada a las revistas que venden en el quiosco es algo que usted no puede controlar, ¡permanezca alejado!

Si usted alimenta su mente con la basura de las “revistas famosas”,  las más populares, negocios, dinero etc., y no puede resistir esas cosas, permanezca retirado de ellas. Deje de chasquear con la lengua y de menear la cabeza cuando se detiene a ver las paginas.

Aprenda de José hijo de Jacob. ¡Salga corriendo!

Usted no puede jugar con el animal que está dentro de usted sin volverse completamente animal.

No puede jugar con la falsedad sin abandonar su derecho a la verdad.

No puede jugar con la crueldad e irrespeto sin perder la sensibilidad de su mente.

El que quiere tener su jardín pulcro no reserve una parcela para la maleza.

Somos necios, simplones, faltos de carácter al saber que es lo que me debilita y de todos modos sigo alimentándome de ello.

Pero… ¡Podré decir no!


Dios le guarde en su amor y le llene de bendiciones.

H. Ricardo Proaño G.
@HRICPG

#Parlox Network
http://twitter.com/hricpg
http://facebook.com/parloxnetwork
http://hricpg.blogspot.com
http://parlox.blogspot.com
http://davidconcristo.blogspot.com

**La imagen publicada en esta publicación fue encontrada en http://www.mundorunner.cl/2010/04/¡corre-por-el-agua/

“Su solución unificada de servicios personales y corporativos.” – Ricardo Proaño