ANTE TODO, EL HECHO DE LLEGAR A SER ESTUDIANTES DE LA PALABRA DE DIOS CONTRIBUYE A NUESTRA ESTABILIDAD ESPIRITUAL, MENTAL Y EMOCIONAL.

El hacernos estudiantes de la palabra de Dios también produce sabiduría dentro de nosotros.
Se ha definido a la sabiduría como la capacidad de hacer aplicaciones prácticas de la verdad. La sabiduría nos da la capacidad para comprender donde se encuentran los mandamientos de Dios con la fábrica de la vida real.


El creciente conocimiento de la palabra de Dios nos capacita para llegar a ser más sabios en los asuntos de la vida que aún las personas más cultas y filosóficamente más sabias del mundo alrededor nuestro.

Los siguientes versículos destacan ese hecho:

“La ley de Jehová es perfecta, que convierte el alma; el testimonio de Jehová es fiel, que hace sabio al sencillo.
Los mandamientos de Jehová son rectos, que alegran el corazón; el precepto de Jehová es puro, que alumbra los ojos.
El temor de Jehová es limpio, que permanece para siempre; los juicios de Jehová son verdad, todos justos.
Deseables son más que el oro, y más que mucho oro purificado; Y dulces más que miel, y que la que destila del panal.
Tu siervo es amonestado con ellos; en guardarlos hay grande galardón.”

– Salmo 19 7-11 :-: La Biblia – RV60

“Me has hecho más sabio que mis enemigos con tus mandamientos, porque siempre están conmigo. Más que todos mis enseñadores he entendido, porque tus testimonios son mi meditación. Mas que los ancianos he entendido, porque he guardado tus mandamientos.”

– Salmo 119: 98 – 100 :-: La Biblia – RV60

El convertirnos en estudiantes de la palabra de Dios aumenta nuestra victoria en la lucha contra el pecado.
La Biblia hace esto de diversas maneras.
Nos redarguye y convence cuando pecamos. Esto es importante por cuanto es fácil endurecer el corazón y ser tardos para oír cuando estamos pecando.
De modo que la lectura, el análisis de la palabra de Dios y comprender en que hemos pecado es de gran ayuda para limpiar nuestro corazón, nuestra mente.
La Biblia nos dice como volver a la voluntad de Dios cuando hemos tropezado.
La Palabra de Dios nunca se concentra solo en lo negativo, sino que es positiva para ayudarnos a volver al camino. La Biblia también nos indica cómo evitar la caída en el pecado, es decir cómo hacer frente con éxito a las tentaciones, los problemas.

Estos son modos en que la Palabra de Dios nos ayuda a hacer frente al pecado.
Veamos los siguientes versículos bíblicos.
En mi corazón he guardado tus dichos para no pecar contra ti

– Salmos 119:11

“Toda la escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.”

– 2 Timoteo 3:16, 17

El hecho de llegar a ser estudiantes de la Palabra de Dios nos da esperanza. La esperanza es un don que solo está disponible para el creyente en Cristo.
Pero no debemos olvidar nunca que nuestra esperanza no se basa en especulaciones; más bien, surge de las reveladas en la Palabra de Dios.
Solo por medio del estudio podemos lograr el conocimiento de estas promesas.

Los siguientes vesiculos bíblicos destacan el papel de la Palabra de Dios.
“No quites de mi boca en ningún tiempo la palabra de verdad, porque en tus juicios espero, Acuérdate de la palabra dada a tu siervo, en la cual me has hecho esperar, Ella es mi consuelo en mi aflicción, porque tu dicho me ha vivificado.”

– Salmos 119: 43, 49,50

“Porque las cosas que se escribieron antes, para nuestra enseñanza se escribieron, a fin de que por la paciencia y la consolación de las escrituras tengamos esperanza.”

– Romanos 15: 4

El hecho de hacerse uno estudiante de la Palabra de Dios le da paz. Cuando crecemos en nuestra comprensión de la Biblia, logramos un sentido creciente de paz y estabilidad interior. Este sentido interno de paz es básicamente el sentido de la paz de Dios. El mundo busca esta paz, pero solo se halla en Jesucristo.

He descubierto que este sentido de paz con Dios es esporádico para aquellos cristianos que no estudian la Palabra de Dios.
El siguiente versículo aclara esto.
Mucha paz tienen los que aman tu ley, y no hay para ellos tropiezo.

– Salmos 119:165

Finalmente el hecho de llegar a ser estudiantes de la Palabra de Dios nos capacita para hacer frente adecuadamente a la vida y a los problemas que con ella vienen.
La suficiencia es un sueño grandemente deseado por la mayoría de las personas. El hecho de saber que uno será suficiente para enfrentarse a lo que la vida le tenga reservado es un don increíble, sin embargo eso es exactamente lo que se le promete al creyente que conoce la Palabra de Dios.

Los siguientes versículos bíblicos hacen claramente visible esta promesa.
“Este libro de la ley no se apartara de tu boca, sino que meditaras en el, de día y de noche, para que cuides de hacer todo lo que en el está escrito, porque entonces harás prosperar tu camino y tendrás éxito.”

– Josué 1: 8

“Y ahora hermanos os encomiendo a Dios, y a la palabra de su gracia, que tiene poder para sobreedificaros.”

– Hechos 20:32
“Toda la escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.”
– 2 Timoteo 3:16, 17 :-: La Biblia – RV60

Por estas y por muchas razones más, el conocimiento de la Palabra de Dios es indispensable para el crecimiento cristiano y la fructificación. Todos los cristianos debemos esforzarnos para llegar a ser estudiantes de la Palabra de Dios como Él desea que seamos.

Dios te guarde y llene de bendiciones.

H. Ricardo Proaño G.
@HRICPG

http://twitter.com/hricpg

**A exepción de los textos bíblicos tomados de diferentes versiones, esta es una publicación de derechos reservados escrita por H. Ricardo Proaño G. – HRICPG