“Jehová cumplirá su propósito en mí;
Tu misericordia, oh Jehová, es para siempre;
No desampares la obra de tus manos.”
Salmo 138:8  RVR60

Muchos de nosotros somos llamados a realizar tareas difíciles, por lo que necesitamos prepararnos espiritualmente para esas tareas de gran responsabilidad. Las dificultades que Dios permite, son el equipo que Él usa para moldear nuestro carácter.

Hace algún tiempo experimenté una serie de situaciones difíciles que me dejaron bastante desanimado. Me quejé con Dios y le pedí que me diera un versículo de la Escritura que me ayudara. Él me guío al pasaje donde el profeta Jeremías se había quejado por circunstancias similares.

La respuesta de Dios fue:
“Si corriste con los de a pie, y te cansaron, ¿cómo contenderás con los caballos? Y si en la tierra de paz no estabas seguro, ¿cómo harás en la espesura del Jordán?” – Jeremías 12:5  RVR60

Yo había buscado consuelo del Señor, pero se puede imaginar usted, que al leer el versículo la primera vez, me sentí reprendido. A medida que lo leí una y otra vez me di cuenta que las presiones, problemas y las personas involucradas en esa situación habían sido utilizadas por el Señor como preparación para grandes responsabilidades.

Y luego el SEÑOR me responde:
“Los muchachos se fatigan y se cansan, los jóvenes flaquean y caen; pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán.” – Isaías 40:30-31  RVR60

Como alabo a Dios por haber estado conmigo en todas esas dificultades, lo que Él trajo para mí, y la respuesta por medio de toda esa circunstancia. Me doy cuenta que las grandes pruebas pueden venir, pero ahora confieso confiadamente juntamente con el salmista:

¡Jehová cumplirá su propósito en mí!


Dios le guarde en Su amor y le llene de bendiciones.

H. Ricardo Proaño G.
@HRICPG

#ParloxNetwork
Parlox Network – Facebook
H. Ricardo Proaño G. – Twitter
Parlox – Twitter
HRICPG Blog
Parlox Blog
‘David con Cristo’ Blog

** La imagen presentada en esta publicación fue localizada en http://cuentaconcristo.blogspot.com/2010_09_01_archive.html